lunes, 13 de febrero de 2012

LA IMPORTANCIA DE LA INFRAESTRUCTURA EN LAS CIUDADES

El desarrollo económico de los Estados depende dentro de otras cosas, de la infraestructura con la que se cuenta, pues esto permite la conectividad entre regiones y facilita el flujo de información entre los agentes económicos,lo cual tiene un buen impacto de tipo, económico, social y visual.

La infraestructura puede clasificarse en económica y social; la primera se refiere a carreteras, puertos, aeropuertos, ferrocarriles y telecomuncaciones, y la segunda se refiere a obras que tienen relación con el bienestar de la población, como educación, salud, vivienda, saneamiento, electricidad entre otros.

En el ámbito urbano, el constante mejoramiento y ampliación de la infraestructura social es un factor fundamental para garantizar su dinamismo y crecimiento económico. El índice de Competitividad Sistemática de las Ciudades Mexicanas 2010 (ICSar Ciudades) considera a las 93 ciudades o zonas metropolitanas más importantes del país en términos económicos y sociales.

De acuerdo con los índices de Desarrollo Humano (IDH) publicado por el Consejo Nacional de Población (Conapo) ninguna de estas ciudades presenta un grado bajo de desarrollo humano, pues 87 alcanzan el grado alto de desarrollo humano y las restantes seis tienen grado medio.

En tanto , el Indice de Marginación revela que 66 de esas metrópolis tienen grado muy bajo de marginación, 26 grado bajo y cuatro grado medio, lo que implica que tienen condiciones aceptables de educación, de vivienda y de ingresos.



Los centros urbanos más competitivos son las zonas metropolitanas del Valle de México, Monterrey, Cancún, Tijuana y Chihuahua, en tanto que las menos competitivas son las de Tecomán, La Piedad-Pénjamo, Apatzingan, Rioverde-Ciudad Fernández y Acayucan.

El contar con mejores niveles de infraestructura social pueden verse saturadas por insuficiencia derivada del propio crecimiento social y demográfico; es decir cuando por una parte la infraestructura propicia el crecimiento llega un momento que dicha infraestructura se vuelve insuficiente, lo que provoca el tener nuevas infraestructuras que subsanen las nuevas necesidades.


Para que las Entidades logren tener recursos para Infraestructura, estos provienen de aportaciones federales, las cuales van dirigidas a Estados y Municipios; los cuales tienen el objetivo y obligación de fortalecer y apoyar a sus gobernados principalmente en materia de servicios públicos y de desarrollo social.

El ramo 33 Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social es la fuente de recursos para realizar los gastos en la Infraestructura que tanto los Estados y Municipios requieren, como son obras en : educación, salud, infraestructura social básica, seguridad pública, desayunos escolares, urbanización; agua potable, alcantarillado, drenaje, letrinas, electrificación, mejoramiento de vivienda, caminos rurales; dependiendo si son para el Estado o para Municipios.

La Ley de Coordinación Fiscal establece que el principal criterio para la distribución del FISM es la pobreza extrema, que se mide por medio del Indice Global de Pobreza; es decir a Estados con mayor nivel de pobreza mayor recursos, y a estados con menor nivel de pobreza menor recursos. Del mismo modo en el caso de Municipios sin violar el articulo 115 Constitucional de Libre Hacienda, las reglas de operación para el destino de los recursos del FISM deben ser abatir la pobreza extrema, de ahí que dichos recursos son etiquetados exclusivamente para la realización de obras sociales.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

SEvAC Sistema de Evaluaciones de la Armonizaciòn Contable

El informe de Resultados sobre los avances en la armonizaciòn contable, es un reporte que permite el conocer el estàtus de cada sujeto obli...